martes, 8 de enero de 2013

EL USO DE LAS TIC PARA ENSEÑAR MATEMÁTICAS


La enseñanza y el aprendizaje de las matemáticas constituyen un reto muy importante en la actualidad, ya que según estudios como el informe PISA, necesitamos un cambio en la manera de abordar esta materia, que produce rechazo o miedo en muchos casos, y en la que además, la enseñanza tradicional no proporciona los resultados deseados. Para poder dar un giro a esta situación, parece recomendable usar las poderosas herramientas de las que disponemos actualmente, las tecnologías de la información y de la comunicación.

Es importante la visión de éstas como una herramienta, ya que deben apoyar el proceso metodológico de enseñanza-aprendizaje pero sin sustituir el papel orientador, de selección de contenidos y organizador de las actividades que, necesariamente, ha de recaer en el profesor. Existe una amplísima gama de recursos TIC aplicables en el campo de las matemáticas, aunque su empleo va avanzando lentamente debido sobre todo a la escasez de ciertos materiales didácticos y  a la necesaria preparación del docente para poder sacarle partido a estas herramientas. En muchos casos, este trabajo extra por parte del profesor supone una cierta resistencia a avanzar en un camino que fomenta el autoaprendizaje y el desarrollo del pensamiento crítico, dejando atrás el estático modelo tradicional.

En el proceso de búsqueda de información que he emprendido, he podido comprobar la gran variedad de sitios Web que existen sobre una nueva manera de enseñar matemáticas, como blogs puestos en marcha por profesores o grupos de profesores muy interesados en innovar y mejorar en su práctica docente, vídeos sobre experiencias en el aula enfocadas al trabajo en grupo de los alumnos, información de las instituciones interesadas en el avance de este tipo de tecnologías a disposición de los docentes, páginas Web con actividades propuestas que usan como apoyo este tipo de herramientas o con actividades interactivas, etc. Ante esto, se plantea como un trabajo más del profesor, en su autoaprendizaje, el ser capaz de organizar toda esa información disponible y asimilar aquélla que realmente suponga una ventaja en su trabajo docente, saber discriminar contenidos y adaptarlos a la tarea que tiene encomendada de interesar, motivar y educar a sus alumnos según el nivel en el que se encuentren, con el objetivo de que su aprendizaje sea significativo.

Lo que parece que supone un avance en este campo es la combinación de las TIC y el trabajo en grupo de los alumnos, fomentar el aprendizaje entre iguales refuerza la asimilación de conocimientos y contribuye a que todos avancen juntos, en el intento de que nadie se quede por el camino. La figura del profesor supone un importante apoyo, pero el trabajo en común de los propios alumnos pasa a ocupar un espacio central.
Existen cursos oficiales del Instituto de Tecnologías Educativas (ITE) para formación del profesorado en el uso de las TIC en el área de matemáticas, tanto de iniciación como de profundización. En ellos, por bloques de contenidos matemáticos, se proponen recursos como: Wiris, Internet, Hoja de cálculo, GeoGebra, Graphmática, JClic, Descartes, Impress, blog o bitácora, wiki, y Google Docs.

Wiris es un programa capaz de trabajar con fórmulas matemáticas que puede emplearse en ESO y Bachillerato para operar con polinomios, sistemas de ecuaciones, matrices, determinantes, curvas y superficies, incluso calcula límites, derivadas e integrales. Resulta muy interesante su aplicación con la pizarra digital interactiva (PDI), ya que se consigue visualizar mucho mejor el contenido que suele pecar de excesivamente abstracto y por tanto, poco atrayente y más complicado de entender para los alumnos.

GeoGebra es un software matemático interactivo libre que reúne geometría, álgebra y cálculo, por lo que puede ser utilizado también en física. Con él pueden realizarse construcciones y todo lo trazado es modificable dinámicamente, de manera que es una herramienta muy visual y práctica. Existen muchas Web interactivas de matemáticas diseñadas con GeoGebra, que pueden constituir un recurso interesante.

Graphmática, combinada con la pizarra digital interactiva, es una herramienta tecnológica para realizar gráficos de funciones de manera sencilla e intuitiva.

JClic es un conjunto de aplicaciones informáticas que permiten al profesorado crear con facilidad recursos educativos digitales: rompecabezas, asociaciones, etc. Así fomenta la creación de contenidos educativos por parte del docente, de manera que estas actividades agrupadas en proyectos pueden constituir un material de autoaprendizaje para el alumno.

Además, el Proyecto Descartes, promovido por el Ministerio de Educación, ofrece materiales didácticos para el aprendizaje de las matemáticas en los niveles de enseñanza no universitaria. También se ha desarrollado el applet Descartes, una herramienta con la que los profesores pueden crear sus propias páginas Web con contenidos interactivos, mucho más atrayentes para el alumnado. En este sentido, en la página del Proyecto Descartes también se pone a disposición de todos, el apartado Matemágicas, con curiosidades y juegos, así como enlaces a otras páginas interactivas y de recursos docentes.

Existen muchas páginas Web que permiten aprender matemáticas online, al ofrecer ejercicios de matemáticas interactivos adaptados al nivel de secundaria, así como juegos que permiten ver aplicaciones prácticas de esos conocimientos matemáticos, lo que constituye una herramienta para dotar de relevancia al aprendizaje. Algunas de ellas permiten registrarse como docente y como alumno, por lo que puede ser un buen recurso complementario la realización de ciertas actividades online.

En la búsqueda de recursos, información sobre ellos y cómo aplicarlos, es de gran utilidad la WikiDidácTICa, del Instituto Nacional de Tecnologías Educativas y de Formación del Profesorado (INTEF), en la que se puede recurrir al conocimiento y la experiencia de otros profesores que han aplicado prácticas innovadoras con este tipo de tecnologías en sus aulas, así como aportar las propias ideas y experiencias. Esto me parece fundamental, ya que opino que la única manera de seguir avanzando en el camino de la innovación docente, para conseguir cada vez mejores resultados, es compartir el conocimiento, sacarlo del aula para que otros profesores puedan aprender de esos aciertos y errores, y con ello mejorar en su labor docente.

Otro aspecto importante sobre cómo enseñar es intentar conseguir una atención lo más individualizada posible dentro de unas aulas que están demasiado masificadas. En este sentido, el uso de vídeos como apoyo para las explicaciones más teóricas, que propone Khan, me ha resultado muy interesante pues da la opción al alumno de parar en los puntos que le resulten más complicados y repetir tantas veces como sea necesario. Cada alumno tiene unos conocimientos previos y unas lagunas que pueden impedirle avanzar y es importante que cada nuevo conocimiento pueda apoyarse en los anteriores, porque en caso contrario, será imposible construir sobre unos cimientos sólidos. Cada uno tiene su ritmo de aprendizaje y para poder atender esto, también parece útil plantear unas clases muy prácticas, en las que tengan que descubrir por sí mismos el camino para encontrar las soluciones y además cada etapa llega una vez que has superado la anterior. Sobre esta idea de los distintos ritmos de aprendizaje y la diversidad presente en las aulas, me ha resultado muy interesante el artículo de El País que hablaba sobre la necesidad de atender a los alumnos con altas capacidades. Es innegable que hay que prestar mayor atención al que tenga mayores dificultades, pero los alumnos con altas capacidades muchas veces pasan desapercibidos e incluso llegan al fracaso escolar. En esto niños, además aparecen muchas veces problemas en las relaciones sociales, por lo que es labor del profesor saber detectar estas capacidades, estimularles en su aprendizaje y además atender sus necesidades sociales, ayudarles a desarrollar también su inteligencia emocional.

Por otra parte, uno de los problemas más frecuentes al abordar esta materia es su abstracción, no se percibe cuál podría ser su aplicación real y por tanto su utilidad, cuando la realidad es que las matemáticas están presentes en la solución de muchísimos problemas que pertenecen a campos muy variados. Para esto, la charla de Dan Meyer me parece útil e inspiradora: los libros de texto a veces simplifican tanto el problema que deja de tener sentido como conjunto y se percibe sólo como una serie de pasos muy automáticos. Traslademos ese problema a la realidad, o mejor dicho, dejemos entrar a la realidad en el aula. Hay elementos que pueden observarse y estudiarse del natural, extrayendo los datos que consideremos necesarios o que podamos obtener, además al abordar el problema seguramente tendremos que poner en práctica conocimientos muy diversos, pertenecientes a distintas unidades didácticas o incluso materias. Se podría usar el aprendizaje por proyectos, con ejemplos extraídos de la realidad, que contribuirán a aportar una visión de conjunto que le da sentido al conocimiento y lo vuelve relevante y significativo.

Relacionado con lo anterior, encontré una experiencia educativa llevada a cabo en un instituto canario: el Proyecto Clepsidra. Constituye un ejemplo de un proyecto basado en un problema real que se resuelve usando las matemáticas. De ella, no sólo resultan interesantes todos los conocimientos que se ponen en juego hasta llegar a la solución, sino el hecho de que los alumnos los vayan descubriendo por sí mismos, paso a paso, y cooperando entre ellos. Este trabajo en grupos reducidos permite que se ayuden entre ellos y todos lleguen juntos a la solución. Además es muy interesante el uso que se hace de la plataforma Moodle y de los foros, con lo que consiguen una mejor comunicación entre ellos y con el profesor. Es destacable que algunos alumnos decían que se daban cuenta de que, a veces, para un mismo problema había varias soluciones cuando las ponían en común. Creo que el futuro de la enseñanza de las matemáticas está en este tipo de experiencias más reales, creativas y cooperativas, y para las que es necesario por tanto el uso de las TIC.

Por último, considero importante destacar que lo que se pretende con la educación no es sólo una mera transmisión de conocimientos, sino formar a personas que aprendan a pensar por sí mismas, y que sean capaces de abordar su futuro con recursos y con sentido crítico. Y la enseñanza de cualquier materia tiene que enfocarse en ese objetivo, dotar de recursos a la persona y no adormecer o castigar el pensamiento independiente, ya que la imaginación y la creatividad son la principal herramienta para enfrentarse a los escenarios futuros que hoy en día ni siquiera imaginamos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada